Todo lo que tiene que saber antes de comprar un auto usado o nuevo

Viernes, Agosto 17 2012 16:55 | Escrito por Redacción

Guía práctica para la compra de vehículos

Si financia la compra de su auto, tenga en cuenta que la financiación que le ofrece el concesionario quizás no sea la más conveniente.

Antes de comprar el segundo bien más importante de su vida (después de su casa) tiene que conocer muy bien en detalle el vehículo que va a adquirir porque es posible que conviva con él durante varios años. Equivocarse en el momento de la compra puede ser muy duro, teniendo en cuenta que después de los 3 días no hay derecho al retracto. 

Tenga presente Los vendedores Los dealers
que las tasas efectivas anuales son generalmente más altas y los períodos de los préstamos más largos. Esté atento a este punto. de autos usados no son obligados por la ley a otorgar a los compradores un derecho de “tres días” para cancelar una transacción. pueden estar dispuestos a regaterar sobre su margen de ganancia que es entre un 10 y 20% del precio del vehículo.

¿Nuevo o usado? ¿Al contado o financiado? Con garantía o sin ella? En este artículo le ofrecemos una guía práctica acerca de cómo hacer que la compra de un auto sea lo más placentera posible y cuando salga sobre ruedas del concesionario no tenga dudas acerca del bien que se está llevando.

¿Cómo comprar un auto nuevo?

Los automóviles usados son vendidos a través de varios tipos de distribuidores, como son los concesionarios, compañías de renta de autos, grandes supertiendas de carros, venta particular y también puede comprar
su auto en Internet.

De acuerdo a los datos suministrados por la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles (National Automibile Dealers Association), en Estados Unidos el precio promedio de un auto nuevo es de $28,400. Por esta razón, es importante saber cómo hacer un buen negocio. Antes de ir a comprar directamente el vehículo, investigue cuál es el modelo de auto y las opciones que desea y cuánto está dispuesto a gastar. De esta forma podrá sentirse menos presionado a tomar una decisión precipitada o costosa en el salón de ventas y tiene más posibilidades de conseguir un trato más conveniente.

Considere estas sugerencias:

Consulte publicaciones especializadas en automóviles en la biblioteca, librería o en Internet. Estas publicaciones brindan datos sobre las características y los precios de los autos nuevos.

Busque y compare para obtener el mejor precio posible cotejando modelos y precios en los anuncios y salones de venta de los concesionarios.

Prepárese para negociar el precio del vehículo. Los concesionarios pueden estar dispuestos a regatear sobre su margen de ganancia, que frecuentemente es de entre el 10 y el 20 por ciento.

Usted puede ahorrar dinero negociando el precio ya que éste es un factor contemplado en los cálculos del concesionario  independientemente de que usted pague su auto de contado o lo financie.

Si el concesionario no tiene el auto que usted desea comprar, considere la posibilidad de encargarlo. Esto puede implicar una demora en la entrega, pero los autos que el concesionario tiene disponibles pueden tener opciones que usted no desea  y que pueden incrementar el precio.

Hay que tener en cuenta que los precios de los autos pueden variar de un concesionario a otro. Recorrer varios dealers no es una mala idea. En el tabla comparativa que adjuntamos en este mismo artículo, damos  una idea de los distintos precios de autos nuevos y usados en varios países.

¿Cómo financiar su auto?

Si usted decide financiar la compra de su auto, sepa que la financiación que le ofrece el concesionario, aun cuando éste contacte al prestador en su nombre, tal vez no sea la más conveniente. Contacte a las entidades de préstamo directamente. Cuando esté negociando la financiación de un auto no se centre solamente en el monto de la cuota mensual. El monto total que pagará depende del precio del auto que logre negociar, de la tasa y de la duración del préstamo.

En algunas ocasiones los concesionarios ofrecen una tasa muy baja de financiación para algunos autos o modelos específicos, pero es posible que no estén dispuestos a negociar el precio de estos vehículos. Antes de firmar un contrato de compra o financiación de un auto, considere los términos de la financiación y evalúe si está dentro de su presupuesto. Antes de salir del concesionario conduciendo su auto nuevo asegúrese de llevarse una copia del contrato firmado por usted y por el concesionario y controle que todos los casilleros en blanco hayan sido completados.

Algunos concesionarios y entidades de préstamo para automotores pueden solicitarle que compre un seguro de crédito para pagar su préstamo en caso de fallecimiento o incapacidad. Antes de comprar un seguro de crédito, considere el costo y evalúe si merece la pena. Revise sus pólizas de seguro para evitar la duplicación de beneficios. La ley federal no dispone la obligatoriedad del seguro de crédito para compradores de automóviles nuevos. Si su concesionario le exige que compre un seguro de crédito para respaldar la financiación del auto, el monto del seguro debe estar incluido en el costo del crédito; lo cual significa que este monto debe estar reflejado en la tasa anual efectiva (APR).

Para presentar una queja

» La FTC trabaja para prevenir las prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales en el mercado y proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas. Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite ftc.gov/consumidor o llame sin cargo al
1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357);
TTY: 1-866-653-4261.

En el caso de que usted tenga un auto usado y se lo quiera vender al concesionario,  discuta la posibilidad de entregar su auto usado como parte del pago inicial únicamente después de haber negociado el mejor precio posible por su nuevo auto y después de haber averiguado el valor de su auto usado. Esta información puede ayudarlo a conseguir que el concesionario le reconozca un mejor precio. Aunque vender su auto usado por su cuenta puede tomar más tiempo, generalmente obtendrá más dinero que si se lo entrega en parte de pago a un concesionario.

¿Cómo comprar un auto usado?

Cuando desee comprar un auto usado, antes de realizar su compra, usted necesitará hacer un poco de tarea. Invertir tiempo ahora puede ahorrarle una suma considerable más tarde. Tenga en mente sus hábitos como conductor, sus necesidades y su presupuesto.

Usted puede informarse y aprender sobre modelos, opciones y precios de automóviles leyendo los anuncios comerciales y clasificados en los periódicos. Existe abundante información sobre automóviles usados en Internet, utilice la frase “used cars” (automóviles usados) como palabras claves y encontrará información adicional sobre como comprar un auto usado, instrucciones detalladas para realizar una inspección de pre-compra y anuncios de automóviles disponibles a la venta entre otras informaciones de utilidad.

Una vez que haya limitado sus opciones, busque información sobre los modelos seleccionados con respecto a la frecuencia de reparación y costo de mantenimiento en revistas o publicaciones para consumidores especializadas en automóviles.

Opciones de pago

Usted tiene dos opciones: pagar el monto total en un solo pago o financiar su compra. Si usted compra a través de financiación, el costo total del auto se incrementará. Esto se debe a que también está pagando el costo del crédito, el cual incluye los intereses y otros costos del préstamo. Además deberá considerar la cantidad o el monto que podrá pagar por adelantado, sus pagos mensuales y la duración del préstamo y su Tasa Anual Efectiva (APR o Annual Percentage Rate, en inglés). Tenga presente que las tasas anuales efectivas son generalmente más altas y los períodos de los préstamos más cortos cuando se trata de automóviles usados que cuando se aplican sobre vehículos nuevos.

Los concesionarios de automóviles y los prestadores ofrecen una variedad de términos y condiciones de préstamo y planes de fechas de pago. Busque, compare las ofertas y negocie el mejor trato posible. Sea cauto con los anuncios que ofrecen financiación a compradores novatos o a personas con malos antecedentes de crédito. Estas ofertas a menudo requieren un pago sustancial por adelantado y consisten de una TAE (APR) alta. Si usted acepta una financiación con una alta tasa anual efectiva, puede estar tomando un gran riesgo. En el caso de que usted decida vender el automóvil antes de que el préstamo expire, el monto que usted reciba por la venta de su vehículo puede ser bastante inferior al que necesite para terminar de pagar el préstamo.

Ventas de Concesionarios

Los automóviles usados son vendidos a través de varios tipos de distribuidores: concesionarios con franquicia y concesionarios independientes, compañías de renta de automóviles, compañías de leasing (arrendamiento con opción de compra) y grandes supertiendas de automóviles. Usted también puede comprar un automóvil a través del Internet. Consulte con sus amigos, parientes y colegas de trabajo para obtener recomendaciones. Algunos vendedores de automóviles atraen clientela con políticas de “no regateo de precios,” “certificados de fábrica para automóviles usados” y mejores garantías. Considere la reputación de los concesionarios al momento de evaluar sus anuncios.

Los vendedores de autos usados no son obligados por la ley a otorgar a los compradores un derecho de “tres días” para cancelar una transacción. El derecho a la devolución del automóvil en pocos días para un reintegro de dinero existe únicamente en el caso de que el concesionario conceda expresamente este privilegio a los compradores. Los vendedores deberán describir el derecho a cancelación como un período de “enfriamiento,” garantía de devolución del dinero o una política de devolución “sin preguntas.” Antes de realizar su compra, pregunte acerca de la política de devolución del comerciante, obténgala por escrito y léala cuidadosamente.

Inspección Pre-Compra

Lo mejor es hacer inspeccionar cualquier automóvil usado por un mecánico independiente antes de comprarlo. Por aproximadamente $100 o aún menos, usted puede obtener una indicación general acerca de las condiciones mecánicas del vehículo.

Efectuar una inspección del vehículo es una buena idea aun cuando el automóvil haya sido “certificado” e inspeccionado por el concesionario y haya sido vendido con una garantía o un contrato de servicio. No existen procedimientos estándares operativos para las inspecciones de pre-compra. Pregunte qué es lo que incluye la inspección, cuánto tiempo lleva y cuánto cuesta. Obtenga esta información por escrito.

Una vez que el vehículo haya sido inspeccionado, solicite al mecánico un informe por escrito que incluya un presupuesto del costo de las reparaciones que sean necesarias. Asegúrese que el informe incluya la marca, modelo y Número de Identificación del Vehículo (Vehicle Identification Number — VIN).

Karen Blanco. Miami

 

Noticias Relacionadas :

 

Deja tu Comentario

You must be logged in to post a comment.


Últimas Noticias

Noticias más leídas



Nuestras redes sociales
Link to my Facebook Page
Link to my Rss Page
Link to my Twitter Page
Link to my Youtube Page